viernes, 25 de abril de 2008

Sospecho que mis ojos tienen un encanto terrible... o al menos ahí es donde está mi encanto. Venía experimentando con el mundo, caminando por la calle que más me gusta en otoño, mirando a todas las personas que venían en sentido contrario a mi caminar.
Sospecho lo que sospecho, porque ante mi mirada insistente algunos hombres se hacían los interesantes... y unas cuantas mujeres siguieron el juego.
Aunque también podría ser que mi mirada perturbara; la mayoría eligió mirar a otro lado, tímida. No sé. La verdad es que prácticamente nadie es capaz de mantener la mirada con un desconocido que lo ataca de repente sin experimentar una sensación inquietante, sólo pocos bichos raros.
Mi experimento fue todo un éxito.
Ahora sé que existen más personas en el mundo que podrían ser buena compañía; más personas que podrían llegar a ser mis amigos de la vida. Basta con que nos encontremos, un día cualquiera e importante, y nos miremos fijamente, y entonces descubramos que estamos hechos para mirarnos y saborearnos para siempre.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

alguna vez nos hemos mirado a los ojos?

Anónimo dijo...

lei todo lo que me habia perdido hasta ahora...y sabes? me gusta, pero me gusta porque lo siento, siento lo que escribes y quieres decir...y me gusta =)

cuidate ale
....yo pos...

Slappy ^^ dijo...

yo qiero que nos miremos forever and ever! sí, yo igual traté de hacer eso una evz con algunas personas qe me encontraba de repnte en la calle reiteradas veces, como qe sentia qe el destno nos unia i weas (?)
i de verdad es inqietante cuando alguien te mira así, pero es entretendo seguirle el juego, y ver las reacciones qe puede surgir sólo de una mirada
=)

me gusta como escribes Ale, es muy "tu" tu forma de escribir, por eso me gusta